Share Button

El Reglamento (UE) Nº 1169/2011.

Desde el día 13 de noviembre ha entrado en vigor la última fase del nuevo reglamento europeo sobre la información suministrada a los consumidores a través del etiquetado. Este reglamento, publicado en octubre de 2011 y que sustituye a distintas directivas como la 2000/13 relativa a etiquetado, presentación y publicidad o la 90/496 relativa a etiquetado nutricional, se ha desarrollado en dos etapas. La primera etapa entró en vigor en diciembre de 2014 y la segunda que ha empezado a aplicarse este mes. Es de aplicación para los operadores alimentarios a lo largo de toda la cadena alimentaria, pudiendo agotar todos los stocks producidos antes de la fecha de entrada en vigor.

Requisitos de etiquetado.

En diciembre de 2014 entraron en vigor una serie de nuevos requisitos referentes al etiquetado de los alimentos, siendo los nuevos requerimientos de las declaraciones nutricionales obligatorias solo para los alimentos con publicidad sobre nutrición o salud y los alimentos con vitaminas o minerales añadidos. Las principales modificaciones que se introdujeron y se mantienen en la actualidad son:

  • Nombre del producto: En caso de productos descongelados antes de su venta, éstos deben incluir la denominación “descongelado” a menos que se trate de ingredientes contenidos en el producto final, que se trate de un paso necesario durante el proceso de producción o que el producto no se vea afectado negativamente a nivel de calidad y seguridad cuando se haya descongelado. En caso de alimentos donde se hubiere sustituido alguno de sus componentes principales (esperados por parte del consumidor o presentes de forma natural) por otro ingrediente, este hecho debe reflejarse claramente en el etiquetado. El ingrediente sustitutivo deberá anunciarse cerca del nombre del producto y usando un tamaño de fuente de al menos un 75% de la altura del tamaño de la fuente del producto.
  • Lista de ingredientes: En el caso de alimentos que contengan aceites o grasas refinadas, estas pueden agruparse bajo la denominación “aceites vegetales” / “grasas vegetales” seguido de una lista del origen vegetal específico. En caso de agrupación los aceites vegetales deberán aparecer en el listado de ingredientes en orden del peso relativo en el producto, sumando el total de los mismos. En el caso de aceites hidrogenados deberá aparecer la expresión “parcialmente hidrogenado” o “totalmente hidrogenado” según aplique.
  • Alérgenos: La identificación de los alérgenos presentes en los alimentos debe verse reforzada utilizando una fuente específica, ya sea por el estilo o color, siendo recomendable del uso del estilo negrita. Se identificará cada alérgeno tantas veces como ingrediente alérgeno o ingrediente que contenga algún alérgeno. En productos con un envase inferior a los 10 cm² la lista de ingredientes no será obligatoria, sin embargo sí deberá facilitarse la lista de alérgenos bajo la denominación “contiene (nombre del alérgeno)”.
  • País de origen: El etiquetado del país de origen es voluntario, sin embargo, hay una serie de requisitos adicionales en caso de realizarse. Cuando el país de origen sea distinto al lugar de procedencia del ingrediente primario, éste se etiquetará. Se deberá mostrar obligatoriamente si el ingrediente primario supone más de un 50% del producto terminado o si el origen se asocia habitualmente con el nombre del alimento por parte del consumidor (por ejemplo, Chocolate Belga).

Información nutricional.

A partir del 13 de noviembre la información nutricional pasará a ser obligatoria para todos los alimentos envasados. Esta información, que deberá expresarse por 100 g / 100ml de producto y adicionalmente por porción, tendrá que contener siempre y en el mismo orden:

  • Valor energético (kJ/kcal)
  • Grasas
    • De las cuales saturadas
  • Hidratos de Carbono
  • Azúcares
  • Proteínas
  • Sal

Adicionalmente se podrán declarar monoinsaturados, poliinsautrados, polioles, almidón, fibra o vitaminas y minerales siempre que se encuentren en cantidades significativas según la normativa. No deben declarase los ácidos grasos trans, el colesterol o los flavonoles.

El tamaño mínimo de fuente para la impresión de la información nutricional en el envasado será de 1.2mm de alto. En el caso de envases con una superficie inferior a 80 cm² el tamaño de la fuente será igual o superior a 0.9 mm de alto.

imagen1

Tabla.1. Principales modificaciones de la información nutricional que aporta el reglamento 1169/2011 respecto al reglamento anterior 90/496

Excepciones para la información nutricional.

Quedan exentos de incluir la información nutricional los alimentos con un envase con una superficie inferior a 25 cm², alimentos directamente suministrados por el fabricante en pequeñas cantidades al consumidor final o a establecimientos minoristas locales que abastecen directamente al consumidor final, los aditivos, aromas o coadyuvantes tecnológicos, y los alimentos no procesados compuestos por un solo ingrediente, entre otros.